Udesc Lages realizará pruebas de vacuna inédita en el mundo contra la toxoplasmosis felina

Foto: Ricardo Wolffenbüttel / Secom

El Laboratorio de Parasitología y Enfermedades Parasitarias (Lapar), del Centro de Ciencias Agroterinarias (CAV) de la Universidad Estadual de Santa Catarina (Udesc) en Lages, realizará la evaluación de una vacuna inédita contra la toxoplasmosis felina, enfermedad para la cual todavía no hay inmunización.

Los protocolos para probar la efectividad de la vacuna fueron delineados por el profesor Andreas Lazaros Chryssafidis, del Departamento de Medicina Veterinaria, quien está realizando el estudio junto con su equipo en Lapar. La investigación está patrocinada por la empresa francesa Vaxinano, desarrolladora del inmunizador y vinculada a la Universidad de Lille, Francia.

La empresa financió la instalación de la unidad experimental y la ejecución del proyecto, incluyendo una beca de iniciación científica para estudiantes de pregrado en Medicina Veterinaria de la Udesc Lages, una inversión de alrededor de R$ 160.000. Las pruebas deberían comenzar tan pronto como llegue el primer envío de vacunas a Brasil.

El estudio es pionero en la Udesc, en todo el país y en el mundo. “Según el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento, nunca ha habido este tipo de asociación en Brasil. Es la primera vez que una empresa europea financia una universidad pública brasileña para realizar la prueba de efectividad de una vacuna experimental”, dice Crissafidis.

Profesor Andreas Chryssafidis realizará pruebas junto al equipo de Lapar - Foto: Fabrício Camargo

Estudios de eficacia

El profesor Andreas tiene una amplia experiencia en el diseño y ejecución de estudios de eficacia y, en Europa, prestó servicios a diferentes empresas de la industria farmacéutica. El desarrollo de la vacuna estuvo a cargo del profesor Didier Betbeder, presidente de Vaxinano y científico con una larga trayectoria en investigación con adyuvantes de vacunas basados ​​en nanotecnología.

En Lapar, las pruebas para comprobar la eficacia del inmunizador deberían demorar entre uno y dos años. “Para la Udesc es muy importante estar participando de este desarrollo”, evalúa Chryssafidis. “En el futuro, podremos desarrollar muchas cosas juntos. Este proyecto es solo una semilla”, dice.

Los estudios contarán con la participación de todo el grupo de investigación de Lapar, incluidos profesores, estudiantes de pregrado, maestría y doctorado. “La interacción entre el sector privado y la universidad pública es fundamental para el desarrollo de la investigación y para que la ciencia suceda”, evalúa el profesor.

No solo es inédito el acuerdo establecido entre la Udesc y la empresa francesa. El inmunizador que se probará fue desarrollado en forma de aerosol intranasal, otra innovación en la investigación. “El objetivo de la vacuna es estimular la memoria inmune celular de las mucosas felinas para reducir o impedir la eliminación de ooquistes en las heces, rompiendo la cadena de transmisión de Toxoplasma gondii”, explica Chryssafidis.

Importancia epidemiológica

La toxoplasmosis es una enfermedad que puede generar serias complicaciones en la salud animal y humana, especialmente en mujeres embarazadas y en personas con el sistema inmunológico debilitado. La enfermedad es causada por el protozoario Toxoplasma gondii, que se puede encontrar en las heces de gatos y otros felinos. “Pero hay que recalcar que los gatos solo eliminan el agente una vez en la vida y los ooquistes tardan al menos dos días en el ambiente en volverse infectivos. Por lo que limpiar a diario el arenero del gato prácticamente elimina el problema dentro de casa”, advierte la profesora. .

Cuando los gatos son infectados por el parásito por primera vez en su vida, terminan arrojando ooquistes en sus heces, que se esparcen por el ambiente y pueden infectar a diferentes especies animales. Después del período inicial de infección, el parásito entra en estado de latencia y se aloja en todo el cuerpo de los animales infectados.

“Este es considerado el parásito más exitoso del mundo porque donde hay animales de sangre caliente, hay Toxoplasma gondii”, explica Chryssafidis.El mayor riesgo de transmisión a humanos es, precisamente, la ingestión de carne cruda o poco cocinada contaminada, principalmente de animales cinegéticos, pequeños rumiantes y porcinos “Al romper esta cadena de transmisión, se protegerá la salud tanto animal como humana”, concluye el investigador.

Información adicional de prensa:
Tatiana Rosa Machado da Silva
Asesor de Comunicaciones Udesc Lages
Correo electrónico: [email protected]
Teléfono: (49) 3289-9130/ 99917-9060
Sitio web: www.udesc.br/cav

.

Add Comment